¿Sacaleches manual o eléctrico?

Un sacaleches es una herramienta imprescindible durante el periodo de lactancia. No solo facilita la extracción de la leche materna, sino que hace que el proceso sea mucho más rápido y sencillo.

Además, ayuda a aumentar la producción de leche, ya que aumenta la estimulación mamaria, succionando como lo haría la pequeña boca de tu bebé. Ya sabes que cuanto mayor es la demanda, más leche se produce, de esta manera, aunque tu pequeño no coma todo lo que debería, podrás seguir manteniendo un flujo de leche continuo y abundante.

Por eso resultan muy útiles en el caso de que tengas que volver al trabajo, cuando tu cantidad de leche disminuya o para no sufrir dolor o ingurgitaciones.

Hay muchos tipos y estilos de sacaleches disponibles en el mercado, lo cual puede hacer que elegir el modelo correcto sea una tarea particularmente difícil. Lo primero que tienes que valorar, es si necesitas un sacaleches manual u eléctrico. Vamos a ver qué modelo es el mejor.

Sacaleches manual

Lo recomiendo principalmente si tienes claro que vas a sacarte la leche ocasionalmente, si tienes una buena cantidad de leche o si no tienes muy claro si vas a darle el pecho a tu hijo.

Muchas madres primerizas optan por comprar un sacaleches manual hasta saber cuanto tiempo van a amamantar a su pequeño, ya que la inversión no es tan alta como el eléctrico.

 

Un sacaleches está compuesto por una copa de silicona que se adapta perfectamente al pecho, y un mango ergonómico (o una perilla) que nos da el control total de la succión y la velocidad, por lo que podemos ir a nuestro propio ritmo y comodidad.

Generalmente, los sacaleches manuales son más pequeños y ligeros que los eléctricos y se pueden llevar cómodamente en el bolso dondequiera que vayas. Además, suelen ser bastante económicos, con un rango de precios que va de los 10 a los 60 euros aproximadamente.

Sin embargo, muchas de las madres terminan cansadas de estar apretando el mango una y otra vez durante la extracción, por eso se suelen utilizar puntualmente.

Sacaleches eléctrico

Los sacaleches eléctricos son para utilizarlos diariamente o con una frecuencia alta. Son perfectos para las madres que tienen pensado volver al trabajo, pero quieren seguir dándole el pecho a su hijo, algo que cada vez se hace con más frecuencia.

Como madre trabajadora, prefiero utilizar el sacaleches eléctrico, porque es más rápido y más cómodo. Puedes sacar la leche en un periodo más corto que los manuales.

Los sacaleches eléctricos han evolucionado mucho y ya no son aquellos aparatos ruidosos y pesados que eran. Ni siquiera es necesario tener un enchufe a mano, pues con su batería recargable o las pilas, te lo puedes llevar a donde quieras.

El precio de los modelos eléctricos es más elevado que el de los manuales, pero si piensas alimentar a tu hijo exclusivamente con leche materna, lo vas a utilizar muy a menudo, y la inversión valdrá la pena.

Son muy fáciles de utilizar. La estimulación mamaria imita (hasta cierto punto) la succión del bebé, por lo que no resulta nada extraño o antinatural.

En la mayoría de los modelos tienes diferentes velocidades e intensidades para poder adaptarlo a tus preferencias, por lo tanto, es más rápido y menos cansado para las mamás que un sacaleches manual.

Otra versión del sacaleches eléctrico es el sacaleches eléctrico doble que, como su nombre indica, puede extraer la leche de ambos pechos al mismo tiempo. Al ser doble, tardarás mucho menos tiempo en extraer la leche en comparación con el sacaleches simple con el que primero tendrás que sacarte la leche de un pecho y luego del otro.

Es un dispositivo perfecto para las madres ocupadas o que tienen más de un hijo, pues el tiempo de extracción se reduce a la mitad. Algunos sacaleches dobles son más compactos y ligeros que otros, pero los últimos modelos no suelen ser demasiado voluminosos o pesados.

¿Cuánto vale un sacaleches eléctrico?

El precio de los sacaleches depende principalmente de las características y funcionalidades que ofrezca cada uno. Por ejemplo, no es lo mismo uno simple que uno doble o uno con regulador de velocidad o frecuencia que otro sin regulador. Obviamente, cuantas más completo sea, más caro será. Generalmente, los precios están entre los 80 y los 300 euros.

Una recomendación final, no decidas basándote solo en el presupuesto. La alternativa a amamantar a nuestro bebé es utilizar leche de fórmula. Si echamos cuentas, a largo plazo sale más cara la leche de fórmula que el sacaleches eléctrico y resulta mucho menos conveniente para nuestro hijo que la leche materna.

About the Author

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies