¿Cómo podemos aumentar la producción de leche materna?

Vota este artículo

Hacer todos los esfuerzos que podamos para amamantar a nuestro bebé, bien valen la pena, porque la leche materna es el mejor alimento que podemos darle durante sus primeros meses de vida.

Satisface todas sus necesidades nutricionales, proporciona anticuerpos que le ayudan a defenderse contra las infecciones y le protege contra las alergias, el asma y la obesidad a medida que crece.

Sin embargo, no siempre producimos toda la leche que queremos o que el niño necesita. Hay muchas mujeres que tienen problemas con su producción de leche debido a varias causas: fatiga, altos niveles de estrés o a la poca frecuencia de tomas.

Por suerte, hay algunos consejos que puedes seguir para aumentar tu producción de leche.

Consejos para producir más leche

La producción de leche es un proceso de demanda y oferta. Si necesitas aumentar tu producción de leche, es importante que entiendas cómo se produce la leche.

Para aumentar la producción y el suministro total de leche, la clave es extraer más leche del seno y hacerlo con frecuencia, de modo que se acumule menos leche en el pecho entre las tomas.

Asegúrate de que el bebé esté mamando eficientemente, así podrás sustraer más leche y aumentar su producción.

Un bebé somnoliento, el uso de protectores de pezón o problemas de salud del bebé, pueden interferir en la capacidad del bebé para succionar la leche.

Cambia de pecho al bebé por lo menos 3 veces durante cada toma, cada vez que se duerma, deje de succionar o pierda interés.

Si el bebé no se termina toda la leche, entonces extráelo con el sacaleches para mantener el suministro de leche.

Seguir una rutina puede ayudarte a estimular el flujo de leche. Si estableces un horario fijo para la extracción, tu cuerpo puede prepararse para la demanda adicional del suministro de leche.

Es más fácil extraer la leche cuando estás relajada. Tómate el tiempo que necesitas, pues las prisas bloquean la salida de la leche. Relaja los hombros y asegúrate de que tu espalda y brazos estén apoyados. Para relajarte puedes probar ejercicios de relajación, respiración profunda o de visualización positiva.

Busca un lugar privado y sin distracciones para estar concentrada. Ten todo lo que necesitas a tu alcance (comida, bebida, libros, distracciones, etc.).

Si no lo haces, utilizar un sacaleches para extraer la leche después o entre las tomas puede ser muy útil. Esta extracción manual es muy importante cuando el bebé no está amamantando eficientemente o con la suficiente frecuencia.

Cuando hagas la extracción, sigue bombeando durante 2-5 minutos después de las últimas gotas de leche. Además, también es útil hacer una sesión de extracción breve (para aumentar la frecuencia), pero sin vaciar completamente el pecho.

Aplícate compresas tibias en los senos o masajéalos antes de utilizar el sacaleches para mejorar la bajada y el flujo de leche.

A muchas madres les resulta más fácil extraer la leche frente a su bebé. Si estás separada de él, mira sus fotos, un vídeo, escucha una grabación de su voz o huele su ropa.

Falsos mitos sobre la producción de leche materna

En el imaginario popular existen ciertos mitos sobre la producción de leche  que debes conocer:

Si bebes agua con azúcar todos los días, la cantidad de leche aumentará. Esta bebida en particular no mejora la calidad o la cantidad de leche materna, lo que si es cierto es que la hidratación de la madre es esencial para la lactancia. Además de agua, también debes consumir suficientes proteínas, hidratos de carbono y grasas para garantizar la nutrición adecuada del bebé.

Una mujer tiene que beber leche para producir leche. La leche de vaca no es un componente necesario de la dieta de una madre que da el pecho. Somos los únicos mamíferos que toman leche después del destete y, sin embargo, los demás mamíferos logran producir leche para sus crías.

Si tienes los pechos pequeños, tendrás poca leche. Es una creencia falsa, pues el tamaño del pecho no afecta en la producción de leche. Los senos pequeños producen la misma cantidad de leche que los grandes, pues la glándula mamaria es aproximadamente del mismo tamaño para todas las mujeres.

No hay que amamantar/extraer leche por la noche. Lo cierto es que los niveles de prolactina (la hormona responsable de la producción de leche) son más altos durante la noche, por lo que amamantar a tu bebé o extraer la leche por la noche son importantes para la producción de leche.

About the Author

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies