Beneficios de la lactancia materna

Beneficios de la lactancia materna
5 (100%) 1 vote

Los especialistas recomiendan la lactancia materna exclusiva, al menos durante los seis primeros meses de vida del bebé, pues sus beneficios van más allá de la nutrición básica.

Sin embargo, la decisión de darle el pecho o no a nuestro bebé, es una elección personal que cada madre ha de considerar cuidadosamente tras el parto. Si aún no lo has decidido o no lo tienes claro, puede que contarte sus beneficios te ayuden a tomar la decisión más acertada, para ti y tu bebé.

Un bebé más sano

Además de incluir todas las vitaminas y nutrientes que el pequeño necesita en los primeros meses de vida, la leche materna está repleta de sustancias que protegen al bebé de una larga lista de enfermedades.

Los estudios lo han demostrado. Los niños amamantados sufren menos virus estomacales, enfermedades respiratorias, infecciones de oído, neumonías o meningitis. Esto es debido a una sustancia llamada Inmunoglobulina A (IgA), abundante en el calostro (la primera leche que se produce) y presente en concentraciones menores en la leche posterior. Esta sustancia protege al bebé de los microorganismos, al formar una capa protectora en sus mucosas (en los intestinos, nariz y garganta).

Esta protección es a largo plazo, lo que reducirá el riesgo de que el niño desarrolle una afección crónica, como la diabetes tipo I, la enfermedad celíaca, el colesterol alto o la enfermedad de Crohn.

Pero la leche materna, no solo protege de enfermedades, sino que también protege al bebé de desarrollar alergias. La IgA ayuda a prevenir las reacciones alérgicas a los alimentos ya que proporciona una capa de protección en el tracto intestinal del lactante.

Los bebés que son alimentados con leche de fórmula, en lugar de con leche materna, carecen de esa capa de protección, por lo que son más vulnerables a la inflamación, las alergias y otros problemas de salud relacionados.

La lactancia materna también desempeña un importante papel en la prevención del SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante), reduciéndolo hasta la mitad.

Un bebé más inteligente

Varios estudios relacionan la lactancia materna con un desarrollo cognitivo superior. Los bebés amamantados tienen un cociente intelectual más alto y son menos propensos a desarrollar problemas de comportamiento y aprendizaje a medida que crecen.

Esta conexión se cree que es debida a la vinculación emocional que fomenta la lactancia, junto con el papel de los ácidos grasos de la leche materna.

Un niño sin obesidad

Si quieres ayudar a que tu hijo se mantenga en un peso adecuado cuando crezca, dale el pecho. Esto ayudará a reducir el riesgo de tener sobrepeso de adolescente o adulto.

En comparación con los bebés amamantados, los neonatos alimentados con leche de fórmula, ganan peso más rápidamente en las primeras semanas de vida y este rápido aumento está asociado a una obesidad posterior.

Además, la leche materna contiene menos insulina que otras leches y sabemos que la insulina estimula la creación de grasa.

Una madre más sana

La mejor de todo es que la lactancia no solo beneficia a nuestros bebés. También nos ayuda a nosotras ya que reduce las posibilidades de sufrir estrés o depresión posparto gracias a la liberación de oxitocina mientras amamantamos. Esta hormona también ayuda a que el útero se contraiga después del parto, lo que ayuda a sangrar menos.

Además, numerosos estudios demuestran que las mujeres que dan el pecho están más protegidas contra el cáncer de mama y de ovarios.

Todavía no se sabe exactamente cómo ayuda la lactancia en esos tipos de cánceres, pero puede estar relacionado con los cambios estructurales en el tejido mamario tras la lactancia y el hecho de que suprime la cantidad de estrógenos que produce el cuerpo.

Además, las madres que dan el pecho tienen un menor riesgo de sufrir osteoporosis posmenopáusica, ya que durante esta etapa su cuerpo absorbe el calcio más eficientemente, redensificando los huesos frágiles.

Y si quieres retrasar todo lo posible la menstruación, te recomiendo que sigas con la lactancia todo el tiempo que puedas, pues libera prolactina, lo que retarda la ovulación.

¿Te han parecido suficientes beneficios? Aquí va uno más: ¡Es gratis! Como mucho necesitarás un sacaleches, una nimiedad comparado con el coste de la leche de fórmula, los biberones y los aparatos esterilizadores. ¡Vas a ahorrar decenas de euros (quizás más) al mes!

About the Author

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies