sacaleches electrico o manual

Las 9 prendas de ropa imprescindibles para que tu bebé pase el invierno calentito

Abrigar al bebé lo necesario puede ser todo un tema. Hay quienes exageran y lo que consiguen es subir la temperatura del bebé al punto de ocasionarles fiebre y quienes no utilizan las prendas adecuadas y sus bebés se notan amodorrados o irritables porque ¡tienen frío!

Los recién nacidos aún están en proceso de maduración de su sistema termorregulador, tienen poca grasa y como pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, no se mueven mucho por lo que no generan calor. Protegerlos del frío es muy importante.

Los niños más grandecitos se mueven más por lo que la ropa que utilicen debe permitirles libertad de movimientos y puede ser un poco más ligera que la de los recién nacidos o precisan menos capas de ropa. Además de por un tema de termorregulación, tiene que ver con su desarrollo neurológico. Es vital que el bebé pueda moverse.

Si tienes dudas sobre qué necesitas, este post es para ti porque te contamos cuáles son las nueve  prendas de ropa imprescindibles que debe tener tu bebé para que esté bien calentito (pero no demasiado) y cómodo en invierno.

El armario de invierno

Bodies

Son camisetas largas con broches entre las piernas. En invierno deben ser de manga larga. Ese bodie es la primera prenda o capa de ropa que le pondrás a tu bebé. Suelen ser de algodón porque es de los tejidos más suaves y naturales que permiten que la piel del bebé transpire.

Lo más práctico de esta prenda es que como se ajusta en la entrepierna del bebé, no hay que destapar el abdomen y la espalda del bebé a la hora de cambiarle el pañal.

¿Cuántos comprar? Lo normal es utilizar dos por día, pero como los bebés crecen muy rápido, no compres muchos de talla recién nacido porque los “perderás” pronto. De cuatro a seis podría ser el número ideal.

Cocoliso

Es un pijama especial para recién nacidos a quienes les protege del frío porque mantiene sus pies bien abrigaditos. Es una especie de camisa de manga larga, muy larga y abierta con un cordel al final que se cierra como si fuera un saco y cubre totalmente las piernas y pies del bebé.

No es recomendable para bebés mayores porque puede resultar incómodo, además de restarle libertad de movimientos. Necesitarás al menos tres cocolisos para las primeras semanas.

Calcetines

Aunque tu bebé no camine, necesitará calcetines para proteger sus pies del frío. Adicionalmente, también patucos o escarpines, una especie de zapatitos suaves tejidos o de tela con broches o lazos para ajustar.

Los piececitos del bebé crecen rápido y sus piernas comenzarán a hacerse más rollizas por lo que debes ser cuidadosa al elegir la talla. Compra pocos de talla pequeña.

Si los calcetines le quedan muy apretados se marcarán y dificultarán la circulación. Elige la talla correcta. Los primeros meses tendrás que comprar calcetines con frecuencia.

Pelele para bebés

Esta es la prenda “estrella” para mantener calentito al bebé durante el invierno. ¿Por qué?

En primer lugar, cubre por completo el cuerpo del bebé desde el cuello hasta sus pies. Es una especie de mono enterizo con cierre delantero o en la espalda.

Tiene la ventaja de que nunca se descubre el cuerpo del bebé, cosa bastante habitual en trajes de dos piezas.

Los peleles con cierre entre las piernas te harán más cómodo el cambio de pañal de tu bebé a la vez que mantienes calentito a tu bebé.

Algunos modelos incluyen gorro para cubrir también su cabeza y lo mejor es que no limita los movimientos del bebé.

Pantalones

A pesar de que los peleles son geniales, también necesitarás pantalones para tu bebé para agregar capas de ropa en los días más fríos.

Manoplas o guantes

Además de proteger las manos del bebé del frío, estas manoplas evitarán que se haga rasguños accidentales si le han crecido un poco las uñas. Las hay tejidas y de tela. Prefiere siempre los tejidos naturales, la piel del bebé es muy sensible.

Chaquetas o abrigos

Con y sin gorro es la prenda que envolverá a tu bebé para protegerlo del frío especialmente cuando lo saques de paseo. Es conveniente no usarlo a la vez que el pelele porque podrías sobrecalentar a  tu bebé.

Podrás escoger entre las que son largas estilo quimono que lo cubran completamente o las más cortas que le darán mayor libertad de movimiento.

Gorro

Para terminar los gorros también son imprescindibles porque los bebés pierden calor por la cabeza. Aunque la chaqueta tenga un gorro, siempre lleva contigo uno adicional de algodón o lana.

Mantas

Resultan un accesorio que no puedes pasar por alto para salir de paseo y para cubrirle a la hora de dormir. Tu bebé podría necesitar dos o tres de estas mantas de lana o algodón.

Lo más importante

Para asegurarte de que tu bebé no esté abrigado de más, ni de menos vístele por capas.

Tú serás el parámetro de comparación. Vístele con tantas capas como estés usando tú. Si lo notas incómodo, pon tu mano sobre su espalda o cuello. Si está sudando, quítale alguna de las prendas que lleva puestas; si lo sientes frío, añade alguna capa más. 

Respiración de los bebés: qué es normal y qué no

La salud de nuestros pequeños siempre es algo que nos preocupa. Tanto es así, que hasta solemos “vigilarlos” mientras ellos descansan plácidamente. Les tomamos la temperatura en cuanto les notamos un poco calientes, solemos comprobar sus deposiciones e incluso, verificamos su respiración.

No obstante, en ocasiones, ser tan precavidas tiene buenos resultados ya que logramos identificar rápidamente alguna anomalía o peculiaridad en nuestro bebé, la cual podría ser un indicio de un problema mayor aunque no todo tiene por qué ser crisis o problemas.

Muchas veces, hay cosas que nos parecen extrañas y no son más que situaciones normales, cosas que les pasan a casi todos los bebés. Por esta razón, hoy te contamos 4 cosas curiosas sobre la respiración de los bebés y qué hacer en caso de identificar síntomas de alerta, así estarás preparada en caso de que se produzcan.

Respiración irregular: ¿es normal?

Muchas veces notamos como la respiración de los bebés cambia frecuentemente. Pueden tener una respiración tranquila y apaciguada y luego cambiar por una más rápida y acelerada, lo cual es totalmente normal. Esto muchas veces se debe a que su sistema respiratorio no está del todo desarrollado, lo que les impide tener un control total de la frecuencia respiratoria.

Algunos bebés inclusive tienden a suspirar en varias ocasiones, siendo una acción casi involuntaria.

Su frecuencia respiratoria es mayor que la de un adulto

Considerando que la capacidad pulmonar de un bebé es un mucho menor que la de un adulto y que sus pequeños pulmones almacenan una cantidad menor de oxígeno, es totalmente normal que estos tengan una frecuencia respiratoria mayor.

Mientras que un adulto suele tener entre 20 y 25 respiraciones por minuto, un bebé fácilmente puede respirar entre 40 y 60 veces por minuto, pudiendo ser aún mayor cuando el bebé llora.

Los bebés respiran únicamente por la nariz

Seguro que estarás pensando  ‘‘pero,  bueno, ¿por dónde más se puede respirar?’’.

Recuerda que cuando los adultos tenemos las fosas nasales tapadas, utilizamos la boca (aunque no es lo recomendable) para poder respirar debido a la dificultad de inhalar oxigeno con las vías respiratorias obstruidas.

Como ya te podrás imaginar, los bebés aún no han desarrollado esta capacidad, debido a que el orificio que permite la libre entrada de aire permanece sellado. No es hasta los casi 6 meses de vida (puede que un poco más) cuando el pequeño desarrolla esta capacidad.

Si tienes un bebé menor de 6 meses, no deberías preocuparte en absoluto por esta situación.

Si tu bebé tiene problemas para respirar por las noches por haber cogido algún resfriado que obstruya sus fosas nasales, utilizar un humificador ayudará despejarlas favoreciendo así una noche de placido sueño.

Roncan con frecuencia

Los ronquiditos principalmente se deben al catarro o flema ocasionada por un resfriado o un episodio agudo de llanto. Dicha secreción no permite respirar adecuadamente al pequeño, por lo que termina produciendo al dormir los ruidos que ya todos conocemos. Con mantener limpia la nariz de nuestro bebé, debería ser suficiente para que los ronquidos paren.

Sin embargo, si observas que el pequeño ronca con demasiada frecuencia y a su vez notas dificultad para conciliar el sueño, podría estar padeciendo de un trastorno respiratorio de sueño, conocido también como síndrome de apnea-hipopnea del sueño (SAHS), el cual de agravarse puede suponer un problema.

¿Cuáles son los síntomas de alerta?

Para prevenir cualquier tipo de tragedia y evitar situaciones que puedan afectar su salud, debemos reconocer cuales son los síntomas de alerta claves:

  • Si su respiración se pausa por 20 segundos o más
  • Si notas que sus labios, cuerpo o su rostro comienzan a ponerse azules
  • Si notas una frecuencia cardiaca demasiado elevada (más de 60 respiraciones por minuto)

En cualquiera de estos casos, lo mejor que puedes hacer es llamar a emergencias, aunque nunca está de más saber las técnicas básicas de reanimación pulmonar en bebés, las cuales podrían mejorar la situación en lo que llega la ayuda.

¿Cuáles son las infecciones respiratorias más comunes en bebés?

La salud de los bebés es uno de los temas que más nos preocupan como madres y, como tal, es algo que solemos vigilar constantemente. El sistema inmunológico de los pequeños no está del todo desarrollado, por lo que son mucho más propensos a coger un resfriado o cualquier tipo de infección, siendo las respiratorias unas de las más habituales.

Como madres debemos estar preparadas para todo y, por eso, hoy hablaremos de las 5 infecciones respiratorias más comunes para que conozcas sus causas, sus síntomas y su tratamiento.  

¡Comencemos!

Influenza (gripe)

La influenza es una infección causada por los virus de la influenza  que afecta a la nariz, la garganta y los pulmones, siendo bastante común en los niños menores de dos años.

La influenza derivar en enfermedades más graves como la neumonía,  por lo que no debe ser tomada a la ligera.

Síntomas

  • Fiebre con escalofríos
  • Dolor en el cuerpo del pequeño, cabeza y garganta
  • Tos
  • Congestión nasal
  • Cansancio y debilidad
  • Posible dolor de estómago y vómitos en los niños

La mayoría de los bebés o niños un poco más grandes que contraen la gripe se recuperan en unos 7 días, aunque podría llegar a las 2 semanas.

Tratamiento

  • Consultar al pediatra inmediatamente
  • Mantener al pequeño en casa
  • Cubrirle, si es posible, la boca al toser o estornudar
  • Darle líquidos en abundancia y bastante descanso
  • Darle los medicamentos recetados por el pediatra

Crup

Es una enfermedad común en los niños pequeños y está producida por una infección viral. El virus produce inflamación en las vías respiratorias superiores incluidas la laringe y la tráquea.

La inflamación puede ocasionar cambios en la voz del pequeño y provocarle dificultades para respirar.

Síntomas

  • Tos ronca
  • Respiración ruidosa
  • Afonía
  • Garganta apretada: le resulta difícil ingerir alimentos o líquidos

Los tonos altos en su respiración indican que las vías respiratorias se han estrechado

Tratamiento

  • Dejar al pequeño en una habitación con vapor para facilitar la descongestión de sus vías respiratorias
  • Baño con vapor
  • Antipiréticos y analgésicos
  • Estar atento a cualquier reacción que pueda tener el niño
  • Contactar con el pediatra en caso de que la situación empeore

Para los tratamientos con vapor, lo mejor es usar un humificador para bebés.

3.   Sinusitis

Es una infección viral que afecta el sinus y el pasaje nasal causando inflamación y exceso de mucosidad. Esto dificulta que las vías respiratorias tenga un funcionamiento correcto, por lo que el moco se acumula permitiendo el depósito de gérmenes.

Normalmente, se origina con un resfriado agravado por una infección bacteriana secundaria

Síntomas

  • Infección respiratoria grave que puede durar hasta 10 días sin mejorar
  • Congestión nasal
  • Tos presente todo el día
  • Dolor facial o dolor de cabeza
  • Fatiga e irritabilidad
  • Fiebre

Tratamiento

  • Llevar al bebé al pediatra lo más pronto posible
  • Proporcionarle líquidos en abundancia
  • Suministrarle los medicamentos recetados por el pediatra

Neumonía

La neumonía está causada por una infección que afecta a los bronquiolos que llevan el aire a los pulmones. Cuando estas vías se inflaman, se terminan por hinchar y acumulan exceso de mucosa. El resultado es que el pequeño termina con una severa dificultad para poder respirar.

Esta enfermedad afecta a muchos niños, normalmente durante los primeros dos años de vida, con una mayor probabilidad entre los 3 y los 6 meses.

Síntomas

  • Respiración corta y rápida
  • Tos fuerte con flema y fiebre
  • Llanto frecuente
  • Dificultad para dormir
  • Ojos con lagañas y secreciones
  • Vómito y diarrea
  • Movimiento de las costillas al respirar

Es común que el pequeño presente desesperación al no poder respirar adecuadamente. Como madres, debemos mantener la calma ya que si suministramos una medicina inadecuada, podríamos agravar aún más la situación.

Tratamiento

  • Llevarle al pediatra urgentemente
  • Realizar 1 o 2 nebulizaciones por día con suero fisiológico
  • Mantener al pequeño en reposo en casa
  • Asegurarse de que beba bastantes líquidos como agua, leche o zumos naturales
  • Evitar cambios bruscos de temperatura, vistiendo al bebé adecuadamente
  • Suministrarle la medicación recomendada por el pediatra

Bronquiolitis

La bronquiolitis es una enfermedad infecciosa propia de lactantes y niños pequeños que afecta a todo el aparato respiratorio, pero principalmente a las vías de paso de aire más pequeñas del pulmón (los bronquios o los bronquiolos).

Los bebés adquieren esta infección cuando entran en contacto con otras personas que la tienen. Generalmente, se contagian de otros niños, así que debemos tener mucho cuidado y vigilar constantemente el ambiente en donde se desenvuelve y tiene contacto nuestro bebé.

Síntomas

  • Flema
  • Fiebre leve
  • Obstrucción de las vías respiratorias
  • Tos con pitido peculiar
  • Respiración más rápida de lo normal
  • Pérdida del apetito
  • Llanto repentino a la hora de dormir

Tratamiento

  • Utilizar un humificador para mantener sus vías respiratorias despejadas, sobre todo a la hora de dormir
  • Utilizar un sacamocos para despejar sus fosas nasales de vez en cuando para que pueda respirar adecuadamente
  • Proporcionar abundantes líquidos

Si los síntomas que el pequeño presenta se agravan más de la cuenta, es recomendable llevarlo al pediatra.

Con esta información, ya estás preparada para identificar los síntomas de las infecciones respiratorias más comunes que puede sufrir tu bebé así como de las pautas que debes seguir en cada caso.

 

5 recetas sencillas para preparar con el BabyCook

Para nadie es un secreto que ser madre es un trabajo a tiempo completo. Estar pendiente de los pequeños, su vestimenta, su salud y su alimentación puede resultar, en ocasiones, un trabajo agotador.

Por eso, es bueno contar con artículos que nos descarguen un poco como, por ejemplo, un robot de cocina para bebés, tipo Babycook.  Si ya tienes uno, ¡genial! Ahora toca experimentar y crear tus propias recetas, aunque, por si necesitas ideas, te traemos 5 recetas fáciles para hacer con tu Babycook.

Puré rico en proteínas sin carne 8 meses

Ingredientes:

  • 1 Trozo mediano de calabaza
  • 1 Zanahoria
  • 1 Patata pequeña
  • 1 Puñado de lentejas naranjas
  • 1 Puñado de lentejas
  • ½ K de queso burgos

Para este puré en concreto, lo único que necesitas es colocar todos los ingredientes en el BabyCook y añadir el agua hasta el nivel el 3. Luego, el robot hará el resto para preparar un rico puré con muchas proteínas, por lo que a tu bebé no le faltará ningún nutriente.

Crema de espinacas – 12 meses

Ingredientes:

  • 7 tazas (7 oz) de espinaca fresca
  • 1 Cucharada de crema de leche
  • 1 Pizquita de sal – ¼ vuelta del molino de pimienta (para bebés mayores)

Para preparar esta receta solo debes:

  1. Separa las hojas de la espinaca y lávalas en un colador.
  1. Luego, sécalas y ponlas en el baño maría para que se cocinen durante unos 5 minutos. Todo esto con el agua en el nivel 1.
  1. Tira el jugo que quedó después de cocinar las espinacas y pásalas al recipiente para mezclar.
  1. Agrega un poquito de agua mineral y acciona el BabyCook para que comience a mezclar los ingredientes. Agrega la crema de leche y vuelve a pulsar (con una espátula retira el restante de las orillas para que se siga mezclando).

El resultado será un cremoso puré de espinas, rico en diferentes minerales y lleno de beneficios para los más pequeños, al cual se le puede añadir una pizca de sal para los bebés más grandes.

Puré de verduras y pollo 12 meses

Ingredientes:

  • 1 Taza de agua
  • 2 Hojas de acelga desinfectada
  • ½ Taza brócoli
  • 1 Cuchara de semillas de girasol
  • 30 gr de pollo
  • 1 Calabaza pelada y cortada

Colocar el BabyCook en baño maría y luego:

  1. Coloca los ingredientes previamente cortados, desinfectados y lavados. Déjalos en el baño maría durante 8 o 10 minutos.
  2. Reserva el agua que quede después del baño maría (lo podrás utilizar después)
  3. Posteriormente, licua los ingredientes unos 5 o 10 segundos solamente
  4. Revisa la consistencia. Si está muy espeso, puedes agregarle un poco del agua que quedó del baño maría y si quedó muy líquida, puedes agregarle leche en fórmula o avena en polvo

En 4 sencillos pasos tendrás una papilla lista para darle a tu bebé, la cual además puedes guardar en el frigorífico para alimentarlo en diferentes ocasiones.

Compota de manzana y melocotones 12 meses

Ingredientes:

  • 1 Melocotón
  • 1 Manzana verde o roja

Esta receta es bastante sencilla y rápida:

  1. Añade agua hasta el nivel 2.
  2. Añade los ingredientes y colócalos en baño maría durante unos 7 minutos
  3. Conserva la mitad del jugo restante de la cocción
  4. Coloca los ingredientes para batir y añade la mitad del jugo restante

En 4 sencillos pasos tendrás listo este plato dulce y nutritivo para tu pequeño.

Coliflor con Curry – 18 meses en adelante 

Ingredientes:

  • 1 Coliflor
  • 3 o 4 Cucharadas de leche
  • 3 o 4 Gotas de vinagre blanco
  • ¼ de Cuchara de curry

Preparación

  1. Lava la coliflor con agua y sumérgela en agua con vinagre durante unos minutos. Corta las flores más grandes por la mitad.
  1. Coloca 3 o 4 floretes en el steamer (baño maría) y cocínalos durante unos 15 minutos con agua en el nivel 3.
  1. En una cazuela con agua hirviendo, pon 3 o 4 floretes diminutos para que se cuezan durante 30 segundos. Luego, sácalas.
  2. En una cazuela aparte, calienta 3 o 4 cucharadas de leche.
  3. Una vez que la coliflor se haya cocinado al vapor, guarda el jugo en un tazón y agrégale dos cucharaditas a la leche caliente.
  4. Pasa la coliflor cocinada al vapor al recipiente para mezclar, agrega el ¼ de curry, pulsa una vez el BabyCook y añade la leche caliente mezclada con el jugo. Luego, vuelve a pulsar el BabyCook. 
  1. Sirve en un plato hondo para bebés y decora con los floretes que cocinaste durante 30 segundos.

Espero que estas recetas te sirvan de ayuda. De todas formas, te invito a que hagas tus propios experimentos y crees tus propias recetas. Tu bebé te hará saber claramente si has acertado o no con ellas.

 

Baby Led Weaning: todo lo que necesitas saber

La alimentación de los pequeños es algo que siempre está sujeta a cambios. Con cada nuevo avance, aparecen nuevos métodos de alimentación. Uno de esos métodos que está en boga hoy en día, es el Baby Led Weaning .

En el post de hoy, te explicamos en qué consiste y como hará la vida del bebé, y la tuya, mucho más fácil.

¿Qué es y para qué sirve el Baby Led Weaning?

Este nuevo método de alimentación podría traducirse como ‘‘Alimentación complementaria guiada por el bebé’’ y consiste básicamente en dejar la alimentación en manos del bebé. Es decir, que coma aquellos alimentos que verdaderamente cautiven su atención y le gusten en cuanto a sabor.

En vez de determinar el alimento que comerá tu bebé y las cantidades que debe ingerir, este nuevo método invita a los padres a ofrecer diferentes alimentos al bebé con el único objetivo de que este coma los que sean de su preferencia.

La comida debe estar en pequeños trozos para que el pequeño pueda ingerirla y la alimentación se hará en base a lo que el bebé vaya comiendo periódicamente (no le podemos dar el mismo alimento durante todo el día, pero si diversificar las opciones).

Con esto conseguiremos que nuestro hijo pruebe diferentes sabores y experimente las diferentes texturas de los alimentos, siendo mucho más fácil su aprendizaje a lo largo del tiempo. Además, este método es ideal para llevar con éxito la transición lactancia-alimento.

¿No es peligroso que el bebé escoja lo que debe comer?

Muchos padres se platean esta duda y la respuesta es muy simple: no será peligroso siempre y cuando pongas a su disposición alimentos saludables.

El método de alimentación guiada sugiere la ingesta de alimento por decisión de los pequeños, sin embargo debemos tener mucho cuidado con los alimentos que les vamos a ofrecer.

Si hablamos de niños menores de 1 año, es mejor evitar los siguientes alimentos:

  • Leche de vaca entera, ya que los pequeños a esa edad aún no tienen la capacidad de digerir proteínas tan grandes
  • Verduras de hoja verde (ricos en nitritos perjudiciales)
  • Miel cruda
  • Mariscos (no deben tomarse hasta los 2 años)
  • Pescados grasos (no deben tomarse hasta los 2 años)
  • Huevo crudo, ya que este podría contener salmonela y un pequeño produce muy poco acido en su estómago (El ácido nos protege de la salmonela). No debe tomarse hasta los 2 años.
  • Frutos secos: pueden causar atragantamiento. No debe tomarse hasta los 2 años.

Teniendo en cuenta los alimentos de la ‘‘lista negra’’, es mucho más sencillo saber qué alimentos podemos proporcionar y cuáles no.

Eso quiere decir que todo lo que sea frutas, cereales procesados o alimentos ricos en proteínas, pueden ser incluidos en la lista alimenticia de vuestro bebé.

Algunos padres, que quieren seguir este método, temen cocinar y/o triturar los alimentos de manera inadecuada. En este aspecto, los babycook ayudan bastante ya que cuecen al vapor y trituran los alimentos de manera perfecta para la ingesta posterior de los pequeños, siendo una excelente opción para utilizar con la Baby Led Weaning.

Ventajas de la Baby Led Weaning

Entre las ventajas de este método encontramos:

Eliminar las luchas constantes por darle de comer

Si tu bebé escoge lo que quiere comer, no habrá necesidad de lidiar para que coma su comida. Fácilmente escogerá la opción que más le gusta, la cual es probable que combine con otras que le llamen la atención por sus colores o sabor.

Tu bebé explorará una gran cantidad de olores, sabores y sensaciones

Tan fácil como sentarse a comer con diferentes alimentos enfrente de tu bebé para que te imite. Muchos padres confunden esta ventaja con darle de comer exactamente lo que el demande, cosa que no es así.

Un bebé menor de un año difícilmente te pedirá un alimento o comida en concreto, por lo que puedes condicionar lo que él va a ingerir mostrándole diferentes opciones saludables y ricas en nutrientes.

Pasarás menos tiempo en la cocina y más tiempo con tu hijo

La Baby Led Weaning combinada con un robot de cocina para bebés,  te ahorra un montón de tiempo y esfuerzo en preparar los alimentos. De esta manera, podrás dedicarle más tiempo a tu bebé.

Desventajas  de la Baby Led Weaning

Y aquí algunas de sus desventajas:

No todos los bebés pueden comer de estar manera

Algunos bebés son intolerantes a ciertos alimentos, por lo que este método podría no ser adecuado para utilizar con ellos. Si este es tu caso, consulta antes a tu pediatra.

Tu bebé terminará sucio después de todas sus comidas

Una de las características de la Baby Led Weaning es que el bebé debe explorar los alimentos con sus propias manos y probarlos voluntariamente para experimentar los sabores y las texturas. Esto está bastante bien para desarrollar sus diferentes sentidos,  sin embargo, en la mayoría de los casos, terminará hecho un “asco”.

Conclusión

La Baby Led Weaning o la ‘‘Alimentación complementaria guiada por el bebé’’ puede ser un método interesante para ayudarle a tu hijo a tener una dieta variada y sana sin luchas constantes. Lo único es que tienes que estar dispuesta a limpiar, después de cada comida, el “desaguisado” que haya montado tu hijo. ¿Te animas?

7 Productos para tu bebé que no sabías que existían

Al enterarnos de la llegada de un nuevo miembro a la familia, enseguida empezamos a pensar en todo lo que necesitaremos: biberones, chupetes, cuna, pañales, carrito, algún que otro juguete … Son los artículos indispensables para la vida diaria del pequeño, por lo que nunca pueden faltar. Sin embargo, existen otros artículos, que aunque no se consideran artículos de primera necesidad, pueden ser muy útiles en determinadas circunstancias.

De esos es de lo de los que te venimos a hablar hoy. Son productos poco conocidos, aunque muy útiles para resolver algún que otro problemilla presente o futuro. ¡Toma nota!

7 Artículos peculiares para tu bebé

Sensor cardiaco como calcetín

Gracias a los avances tecnológicos podemos gozar de productos innovadores como el sensor Owlet. Este producto se creó pensando en la tan conocida muerte súbita, ya que con solo colocar el calcetín al bebé, los padres tienen un completo análisis vital de los valores más básicos tales como el ritmo cardiaco o la frecuencia al respirar. Todo al alcance de tu Smartphone ya que cuenta con una aplicación que envía datos periódicamente y alerta si pasa algo fuera de lo común.

Batidoras de biberones

Normalmente, las madres solemos llevar los biberones listos a casi cualquier sitio para dar de comer al bebé de una manera más rápida, sin embargo existen actualmente biberones que incluyen una batidora para mezclar su alimento de una manera mucho más rápida.

Si vamos a estar mucho rato de paseo con el bebé, esta batidora es una excelente opción para que su alimento no se caliente ni se estropee con el paso del tiempo. Solo tenemos que colocar los ingredientes, batirlos  y su comida estará lista y recién preparada.

Chupete para medicinas y frutas

Dar medicamentos a los bebés o algunas frutas puede ser bastante difícil debido a su sabor. Está claro que si al pequeño no le gusta como sabe, no se lo tomará. Por suerte, la creatividad del hombre no tiene fronteras.

Existen chupetes que cuentan con un compartimiento específico para introducir el cilindro de medición de una inyectadora, lo que permite suministrar de una manera más sencilla la medicina con la medición exacta. También existen otros capaces de almacenar fruta para que el bebé la chupe e ingiera su extracto.

Cuchara dispensadora de comida

Los bebés son capaces de identificar a simple vista cuál es la comida que tanto les desagrada comer. Por suerte, hace poco se creó una cuchara con el objetivo de almacenar la comida en su interior y colocarla en la cuchara a modo de dispensadora. De esta manera, no tendrás que esconderle el plato a tu hijo cuando llegue la hora de comer.

Cojín antivuelco

Justo después de cumplir los 4 meses de vida los pequeños se vuelven increíblemente inquietos ya que comienzan a desarrollar en gran medida todo su aparato motriz. Esto no es malo, pero sí puede ser peligroso si no se toman las medidas adecuadas. Una opción es usar un cojín antivuelco, que no es más que un pequeño cojín que se coloca justo donde el bebé va a dormir para que este no corra el peligro de darse la vuelta y quedar en alguna posición que le impidan moverse o respirar.

Si tu bebé es bastante inquieto, este producto te podría ahorrar algún que otro disgusto, ya que no tendrás que preocuparte de que se caiga de tu cama cuando lo pongas a echar una pequeña siesta o de que se enrede con sus sábanas por la noche.

Bol giratorio anti derrames

Si tu hijo siempre tira su merienda o cualquier cosa le des, es probable que un plato anti derrames sea lo que necesites. Aunque no son muy conocidos, actualmente ya hay un par de marcas que apuestan por ellos.

Si eres de las que detesta limpiar los desastres de comida, quizá deberías considerar comprar uno.

Apps para controlar todos los datos de tu bebé

Gracias las diferentes aplicaciones y avances tecnológicos en nuestros smartphones, contamos con un gran abanico de opciones para llevar todos los registros de nuestro bebé en nuestro propio teléfono:

  • Para llevar un control exacto de su peso, estatura, masa corporal y demás factores (todos debidamente estipulados por la OMS) tenemos Crecimiento y Percentiles, siendo perfecta para las madres con varios hijos pequeños.
  • Si tu bebé posee una frecuencia de alimento bastante elevada y algo irregular, una app como Lactapp te vendrá como anillo al dedo. Es capaz de almacenar la información de la toma de alimento, duración y hora recomendada, además de indicar cuál de los senos se debería utilizar para amamantar. También posee información completa acerca de la alimentación con biberón o sólidos.

Los tiempos avanzan y los productos que utilizamos para la vida diaria del bebé también lo hacen. Muchos de los artículos de bebés que actualmente utilizamos  casi a diario, fueron también productos poco conocidos en su momento. Quién sabe si alguno de los de esta lista, pasan a estar, en un futuro próximo, en la cesta básica de cualquier bebé.

Trucos para dormir a tu bebé rápidamente

Dormir a los bebés en ocasiones es misión imposible. Se resisten de todas las maneras posibles, lloran, se quejan y nos ponen de muy mal humor. Todo por querer seguir despiertos aunque el sueño los esté matando.

Ya sea la siesta por la tarde o el sueño nocturno, en ocasiones queremos dormir a nuestro hijo lo más rápido posible para que descanse antes de salir de paseo o por cualquier otra circunstancia. Por esta razón, hoy te traemos unos excelentes concejos para que puedas dormir a tu hijo en un santiamén, dejando las luchas y peleas antes de dormir en el pasado.

Cómo dormir a tu bebé rápidamente

Para la siesta de la tarde

Los recién nacidos, o mejor dicho, casi todo niño menor de 3 años debe tomar una siesta por la tarde para garantizar sus horas de sueño durante el día. Es cierto que a medida que va creciendo, estas se tienen que reducir en tiempo y frecuencia, pero nunca se deben eliminar.

Normalmente, los bebés que aún no llegan al año de vida poseen una frecuencia de sueño bastante elevada, por lo que las siestas por la tarde son casi obligatorias. Si deseamos que nuestro bebé se duerma sin tantos peros y peleas, debemos tener en cuenta:

  • Darle un baño con agua temperada para refrescarlo, posteriormente cambiarlo de ropa y darle una toma de alimento para que esté más que satisfecho, logrará tranquilizar a nuestro bebé para descansar unas horas.  Si repites esta rutina con constancia, el pequeño ira entendiendo poco a poco que llegó la hora de la siesta.
  • Generarle un ambiente tranquilo, alejado del estrés, hará que se relaje sin problemas. Es bastante recomendable tratar de no llevarlo totalmente dormido a su cuna, ya que existe la probabilidad de que se despierte. Lo mejor es que termine de conciliar el sueño en su cama, al lado de todos sus peluches y su siempre fiel mantita.
  • Otro gran consejo es arrullar un poco al bebé antes de acostarlo en su camita, ya que se sentirá más seguro y le será más fácil entrar en la etapa previa al sueño profundo. Mientras lo arrullas, le puedes cantar una canción o balancearlo un poco en el mismo lugar ya que si empezamos a dar vueltas por la casa, el pequeño apreciará los distintos ruidos y cambios de luz, complicando aún más la tarea de dormirlo rápidamente.
  • Se recomienda no mirarlo directamente a los ojos, ya que el pequeño puede sentir que la madre busca comunicarse con él para seguir interactuando o jugando durante más tiempo.
  • Por último, para que el bebé no se levante llorando cada cierto tiempo, es recomendable acomodar su camita como si fuera a dormir por las noches, ya que así se sentirá mucho más seguro. Debe tener cerca todos sus accesorios como peluches, juguetes habituales, almohadas o chupetes.

Te recordamos que si el ambiente está muy frío, a tu bebé se le podrían resecar sus fosas nasales, por lo que un humificador es perfecto para evitarlo. Por otro lado, si tu bebé se mueve demasiado mientras duerme, un cojín antivuelco evitará que termine en posiciones que le eviten respirar correctamente y termine perjudicando su salud.

Para el sueño nocturno

  • El ambiente no debe estar demasiado iluminado. Algunos especialistas recomiendan apagar la mayoría de las luces de la casa para darle a entender al pequeño que llegó la hora de dormir.
  • Arrullar un poco al bebé es una excelente técnica sin importar el horario, así que también debes tenerla en cuenta si deseas que tu niño se duerma cuanto antes.
  • Los sonidos blancos también son una excelente opción para calmar y adormecer a nuestro bebé, ya que estos son muy parecidos a los sonidos que escuchaba el pequeño cuando estaba en el útero. Se pueden utilizar sonidos nocturnos como el sonido característico de los grillos o, inclusive, el sonido del océano. Todos estos ruidos emiten unos decibelios capaces de calmar a nuestro bebé en caso de que esté llorando y hacer que se concentre solo en ellos.
  • Sus objetos para dormir siempre deben estar en el lugar donde el bebé duerme para darle seguridad.
  • Algunas madres practican el colecho para darle una mayor seguridad y relajación a sus hijos, ya que no hay nada más confortante para ellos que dormir al lado de su propia madre

Truco de los 42 segundos

Hace unos años un padre compartió un video en YouTube donde demostraba como dormía a su hijo en tan solo 42 segundos, lo cual fue bastante impresionante para todos sus espectadores.

El truco consiste en pasar una toalla húmeda desde la frente del bebé hasta su barbilla de manera descendente, de modo que cada vez que se realice la acción sus ojos se irán cerrando poco a poco. Claro está que no se sabe el nivel de fatiga ni cansancio que tenía el pequeño, sin embargo no deja de ser un método increíble a simple vista.

5 lugares para salir de paseo con tu bebé

Salir de paseo en familia es sumamente importante para conservar el buen ambiente y la sintonía en el hogar. Lo que pasa es que cuando los niños son aún muy pequeños, la lista de actividades a realizar se limita un poco aunque eso no quiere decir que no se pueda salir en familia.

En diferentes artículos hemos explicado las bondades de salir de paseo con los peques, pero hoy te vamos a hablar de lugares que puedes visitar para relajarte un poco y pasar tiempo de calidad con hijos.

Antes de empezar, recuerda que durante los tres primeros meses de vida del bebé los paseos deben ser un poco limitados, normalmente no se deben exceder de la media hora. Una vez que tu bebé vaya creciendo y su sistema inmune se vaya desarrollando, podrás extender la duración de los paseos cada vez más.

Paseos por el centro comercial

Un paseo por el centro comercial es bastante útil para distraer tanto a la madre como al bebé, además de que se pueden realizar a cualquier hora del día.

Una de las ventajas de esta actividad es la posibilidad de sumar diferentes acompañantes. Fácilmente puede ser un día de compras en familia o un simple reencuentro con tus amistades en el centro comercial.

Seguro que tus amigas están deseando coger y mimar a tu bebé, así que no descartes esta posibilidad para pasar un día diferente al lado de tu pequeño.

Plazas y parques

Los lugares al aire libre son perfectos para salir y cambiar de aires totalmente y es que los niños adoran admirar todo lo que les rodea.

Las plazas son sitios concurridos por otras familias que buscan salir un poco de la rutina y disfrutar de un día diferente, así que hay muchas probabilidades de hacer amistades con otros padres mientras tu bebé disfruta de un poco de aire fresco.

Si el bebé ya está dando sus primeros pasos, es una excelente opción para que siga practicando mientras lo ayudas. En caso de que no camine, tendrás que tirar de silla de paseo.

También entra dentro de las posibilidades realizar un día de picnic al aire libre, lo cual le viene bien no solo a tu bebé, sino también a toda la familia. Pasar la tarde entre juegos y diversión es algo que todas las familias se merecen, así que no tengas miedo de planificar alguna actividad fuera de la rutina habitual.

Parque infantil

Estos parques son especiales para los pequeños, siendo la opción ideal si deseamos darle un día divertido y activo.

Ir a estos parques aporta beneficios como:

  • Sentirse más seguros
  • Conocer a otros bebés de su edad
  • Desarrollar sus destrezas motoras
  • Descubrir nuevos juguetes y atracciones

Existe la posibilidad que de que el niño no se sienta con la confianza suficiente para estar en el parque, así que es posible que lo tengas que guiar durante un tiempo mientras se familiariza con todas las actividades que puede realizar.

Zoológicos y acuarios

El encuentro entre bebés y diferentes animales siempre es un buen momento para recordar, ¡los pequeños los adoran!

Una vez consideres que tu bebé tiene la edad suficiente para disfrutarlo, deberías comenzar a considerar hacer una visita al zoológico o al acuario, ya que es la mejor opción para enseñarle a tu hijo los diferentes animales que existen en el planeta.

Algunos padres consideran que es peligroso o anti higiénico llevarlos a temprana edad, pero eso es solo un mito. La verdad es que los niños disfrutan bastante .

Playas

Si tu bebé ya tiene más de ocho meses y es verano, plantéate dar un paseo por la playa con él, si tienes esa posibilidad.

No se recomienda hacerlo antes de esa edad porque su delicada piel podría no tolerar del todo la cantidad de rayos UV emitida en una zona tan soleada como lo es la playa. Una vez supere esos 8 meses, podremos llevarle a la playa para que se divierta tomando las precauciones adecuadas.

Para que nuestro bebé disfrute de un paseo en la playa debemos tener a mano todo lo que necesite: sombrillas, toallas para recostarse en la arena, bastante agua, todos sus implementos y algunos juguetes.

Se dice que los peques no disfrutan de la playa hasta que llegan al año de vida, pero siempre será una experiencia diferente su primer contacto con la arena y el mar.

Como verás, la lista de sitios a considerar cuando nuestro bebé es aún pequeño no es muy amplia, pero eso no impide que salgamos a pasar y tener un día diferente. Lo que es importante, vayas donde vayas, es que lleves todo lo que necesitas para evitar cualquier tipo de problema lejos del hogar.

Los 7 beneficios de salir de paseo con tu bebé

El paseo es una actividad relajante no solo para los adultos, los bebés también disfrutan bastante saliendo de paseo y, además, es algo que recomiendan muchos pediatras. ¿Pero qué beneficios aporta el paseo al bebé? ¿Sólo la relajación o hay algo más? Eso es lo que te vamos a contar a continuación.

El bebé absorbe mejor la vitamina D

Los rayos del sol, aunque no lo parezcan, colaboran en el crecimiento de los huesos del pequeño en sus primeras semanas. Es posible que durante los primeros 40 días después del parto, la madre no disponga de energía suficiente como para caminar largas distancias, pero aun así, hay que intentar que el bebé “tome” unos minutos al día el sol para estimular el crecimiento de sus huesos.  Pasados esos 40 días, lo normal es que la madre ya esté recuperada y pueda empezar a salir de paseo con su bebé a diario o, al menos, cada 2-3 días.

El balanceo de la silla de paseo lo ayuda a echarse la siesta

Todos los pequeños son diferentes y suele haber algunos bastante quisquillosos en cuanto a echarse la siesta, por lo que un paseo ya sea por la mañana o por la tarde le ayudará a conciliar el sueño durante un rato, ya que el balanceo de la silla de paseo los tranquiliza bastante. Además, normalmente los bebés después de un paseo por la tarde duermen mucho mejor.

La luz del sol desarrolla su sistema inmunológico

La luz de sol ayuda a producir Vitamina D, la cual ayuda fortalecer el sistema inmune, tanto de pequeños como de mayores. Pero, no sólo eso, se ha demostrado que la luz solar proporciona múltiples beneficios para el cuerpo humano como, por ejemplo, la regularización del pigmento corporal.

El bebé va perdiéndole el miedo a los extraños

En sus primeras semanas, el único entorno que conocen los bebés es su hogar. Para ellos, no existe nada más, por lo que, a medida que vaya pasando el tiempo, es buena idea sacarlo de paseo diariamente para que vaya familiarizándose con todo lo que hay fuera.

También es habitual que el bebé no se sienta cómodo estando cerca de personas desconocidas. Si ese el caso, es importante crear un rutina de paseo diaria o cada 2-3 días, ya que al salir y conocer  nuevos lugares y ver nuevas caras poco a poco irá comprendiendo que existen otras personas más allá de mamá y papá.

Hace amiguitos mientras pasea

Una vez el bebé tenga cerca del año, será habitual que te encuentres con otros padres que, de igual manera, sacan a pasear a sus hijos a lugares comunes como los parques, lo que favorece que el pequeño haga amigos para divertirse mientras toma un poco de aire fresco.

El tiempo en familia siempre es importante

Las primeras semanas son bastante agobiantes para los padres, mucho más aún si se trata de padres primerizos, así que una vez la madre esté recuperada es buena idea dar paseos para relajarse. En ocasiones, el estrés del día a día dificulta el tiempo que se pasa en familia, algo que es importante para todos los niños, sobre todo en los bebés, ya que es en esa etapa cuando comienzan a crear los lazos con el resto de integrantes del hogar.

Un paseo familiar diario o periódico por corto que sea es capaz de mejorar la armonía en el hogar, beneficiándose  todos los integrantes.

Caminar es una excelente terapia para la madre

Una vez pasados 40 días después del parto,  la madre estará en mejores condiciones para realizar diferentes actividades. Así que es una excelente idea realizar caminatas o paseos con el bebé para ir recuperando energías.

Tranquila, no tienen por qué ser caminatas demasiado prolongadas o diarias. Con hacerlo varios días a la semana durante 20-30 minutos será más que suficiente. Además, andar mientras paseamos al pequeño en su cochecito es una actividad que nos entretiene bastante bien a ambos.

 La vida del bebé no tiene por qué limitarse a lo que hace dentro del hogar, fuera hay un mundo bastante vivo que lo espera con ansias. Recuerda que salir de paseo es la mejor oportunidad que tienen los pequeños para ir descubriendo nuevas sensaciones. ¡No la desaproveches!

¿Qué hacer para mantener seguro a tu bebé por las noches?

La hora de dormir es sagrada tanto para los pequeños como para los mayores, por eso cuando llega el momento de descansar, lo que menos queremos son preocupaciones. Es normal que cuando son muy pequeños nos preocupemos por cualquier tema referente a su seguridad, y más mientras dormimos, por eso en este artículo te contamos lo que debes tener en cuenta para mantener a tu bebé seguro mientras duerme. De esa manera, tú también podrás descansar como es debido. Comencemos

Si duermes con el bebé o practicas colecho

Dormir con el bebé se ha vuelto una práctica popular los últimos años, una práctica totalmente impensable tiempo atrás, ya que los pediatras recomendaban no hacerlo por ningún motivo debido a la múltiple cantidad de riesgos a la que se exponía el recién nacido.

A pesar de las divididas opiniones que hay sobre el tema, múltiples especialistas señalan que es totalmente normal e inclusive hasta favorable dormir junto al bebé por las noches, así que no te sientas abrumada o contrariada por un tema tan polémico.

En todo caso, si deseas dormir con tu bebé siempre debes recordar:

  • Ordenar la cama sin muchos cojines y almohadas, las cuales pueden estorbar la movilidad y tranquilidad del pequeño.
  • No arroparlo demasiado ni utilizar edredones o mantas gruesas, ya que se podría enredar con cualquiera de ellos.
  • Es crucial que cuando llegue la hora de dormir coloquemos al niño boca arriba, ya que esta es la posición ideal para todos los recién nacidos.
  • De las mayores ventajas de practicar el colecho es la facilidad de amamantarlo cuando se levanta con hambre en las madrugadas, agilizando en gran medida la toma y conciliando el sueño mucho más rápido después.
  • El miedo a que se caiga siempre está latente, por esa razón algunas madres colocan algunas almohadas en el suelo por si su hijo se llega a caer, aunque este método es poco confiable y bastante anticuado para ser sincera. Las barreras de cama son el producto ideal si deseamos reducir a cero las probabilidades de que el bebé sufra una caída de la cama.

Si el pequeño duerme en su cuna en tu misma habitación

Es la situación que más abunda en los hogares, ya que en cuanto se acerca el tramo final de embarazo comenzamos a hacer un espacio en nuestra habitación.

Si tu bebé este durmiendo en su cuna, al lado de tu cama, debes estar atenta a:

  • Las altas y las bajas temperaturas suelen resecar sus vías respiratorias dificultándole la respiración. Para evitarlo, nada mejor que usar un humificador que mantenga un nivel de humedad óptimo para sus fosas nasales.
  • Las mantas deben estar bien estiradas y sin arrugas para prevenir que el recién nacido se enrede de alguna manera. También debes recordar acostar al bebé boca arriba justo antes de dormirlo.
  • El colchón de cuna debe permanecer a un nivel muy inferior que el de la cuna. De esta manera, cuando el bebé comience a ganar fuerza no habrá ningún peligro en caso de que se ponga de pie en la cuna.

Si el bebé duerme en una habitación aparte 

Es una de las situaciones más comunes cuando el recién nacido está llegando al año de vida, ya que va necesitando de su propio espacio. Si este es tu caso, debes tener en cuenta:

  • Su cuarto debe estar ordenado en todo momento para evitar cualquier tipo de accidente menor.
  • El colchón debe estar a una altura bastante inferior a la de la cuna para evitar accidentes.
  • La temperatura siempre debe estar ajustada justo antes de acostarlo para evitar exponerlo a cualquier tipo de extremo. La temperatura ideal es de unos 22C°- 24C°.
  • Usar un vigilabebés puede ser muy útil si quieres controlar lo que sucede en todo momento en la habitación del peque.

En conclusión, toma todas las medidas necesarias para que tu pequeño duerma sin riesgo alguno. Te recordamos que el descanso es para ambos.

1 2 3 9

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies