Kit básico para pasear cómodamente con tu bebé en invierno

Salir de paseo es beneficioso para bebés y mamás. A ellas les va bien para no sentirse abrumadas por la demandante rutina de cuidar del bebé y a ellos les relaja, les permite tomar sol que es excelente para sintetizar la vitamina D y favorece su desarrollo óseo, y les estimula su curiosidad por el entorno que les rodea.

Respecto a cuándo empezar a salir de paseo, existen diferentes posiciones encontradas. Hay quienes desaconsejan los paseos para los recién nacidos porque consideran que aún su sistema inmunológico es muy frágil y hay quienes opinan que se puede salir a pasear desde el primer día. También están quienes piensan que los paseos son sólo para el verano y que en invierno es mejor permanecer en casa.

Sin embargo, en los países escandinavos las madres sacan a los bebés a dormir la siesta afuera  aun durante el invierno, porque los niños duermen más y mejor a la intemperie, a bajas temperaturas y además enferman menos.

De modo que el frío no debe ser una excusa para no salir de paseo con el bebé. Por eso, te contamos lo que debe contener el kit básico para que estas salidas sean un disfrute para ti y tu bebé, aunque sea invierno.

El Kit del paseo

Cochecito o silla de paseo

Para bebés recién nacidos y hasta los 4-5 meses necesitarás un carrito donde el bebé pueda ir totalmente reclinado porque con esta edad aún no se sientan y pasan una buena parte del tiempo durmiendo.

Cuando el bebé ya pueda sentarse, te convendrá una silla de paseo para que el pequeño pueda disfrutar del paisaje que le resultará sumamente estimulante.

En ambos casos, el cochecito o la silla de paseo deben estar protegidos por una funda impermeable por si llueve.

Mochila, fular o canguro

Aunque las mochilas y fulares funcionan diferente, estos son sistemas portabebés con el que puedes llevar a tu bebé sujeto a tu cuerpo. Es útil para bebés muy pequeños y para paseos cortos. El bebé no necesitará estar tan abrigado para protegerse del frío porque tu calor corporal lo mantendrá calentito.

Solo debes asegurarte de adquirir uno de la talla indicada y asegurarlo bien para que el bebé y tú estéis cómodos durante el paseo.

Peleles para bebés

Con estos abrigados monos de cuerpo entero tu bebé estará más que protegido del frío con sus piececitos calentitos y sin riesgo de que pierda un calcetín y no lo notes.

Los peleles para bebés calientan bastante así que tienes que procurar no ponerle demasiada ropa debajo para evitar el sobrecalentamiento.

Gorro y guantes o manoplas

Como los niños pierden calor por su cabecita y sus manitas se enfrían es muy importante que el kit de paseos en invierno incluya ambos, preferiblemente de algodón.

Abrigo o cazadora

Si no usas peleles, pon a tu bebé un abrigo o cazadora bien abrigadora y con gorro preferiblemente, especialmente si el día está muy frío o va ser un largo paseo.

Los hay de diferentes materiales y estilos, cuanto más largo sea, más protegido y abrigado estará el bebé.

Bolsa de paseo

Si esta bolsa es estilo mochila será aún más útil porque podrás llevarla a la espalda y mantener tus manos desocupadas para atender al bebé cuando sea necesario. Otra posibilidad es llevarla en el compartimiento de carga del cochecito o silla de paseo.

Lo ideal es llevar:

  • Pañales
  • Toallitas húmedas
  • Manta
  • Cambiador
  • Alguna merienda
  • El juguete favorito de tu bebé
  • Una muda de ropa adicional (esto es opcional)

Si ya no lo estás amamantando, en esta bolsa también podrás llevar el dosificador de fórmula y un biberón por si hiciera falta.

¿Algo más?

Si hace mal tiempo, llueve mucho, está nevando o hay algún temporal será mejor permanecer en casa. Si sólo se trata de una llovizna ligera, no hay razón para no llevar de paseo al bebé, aunque haga frío.

La mejor hora para salir será alrededor del mediodía cuando hay mayor cantidad de luz solar. Procura llevarlo a zonas alejadas del tráfico y si es algún parque mucho mejor para que respire aire más limpio.

Evita los lugares muy concurridos y opta por espacios al aire libre. Aunque si debes hacer alguna compra, no pasa nada.

Antes de salir, alimenta y cambia al bebé para que no tengas que interrumpir el paseo dándole de comer o cambiándole el pañal a la intemperie, aunque si lleva puesto un pelele para bebé no deberás desabrigarlo mucho.

Los bebés que pasean suelen tener más apetito y duermen mejor. Son muchos los beneficios de salir a pasear con tu bebé y que sea invierno no debe ser razón para perdérselo.

About the Author

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies