Trucos para decir adiós a los pañales

¿Te resultó útil?
(Total: 2 Promedio: 5)

El control de esfínteres está muy vinculado al desarrollo y a la madurez del cerebro del niño. Justo es el cerebro donde se establecen las conexiones entre el sistema nervioso y los músculos que controlan los esfínteres tanto anal como vesical.

Dejar los pañales es un hito de desarrollo muy importante. Forma parte del proceso en el que tu hijo deja de ser un bebé para transformarse en un niño pequeño.

El control de esfínteres precisa de cierta preparación para la cual el niño debe ser capaz de comprender de qué se trata, hablar de ello, saber desvestirse y volver a vestirse, ser capaz de ir al baño, usar el retrete y lavarse las manos al terminar.

La edad recomendada por los pediatras para el control de las heces se ubica entre los dos y los tres años; y para el control del pis durante la noche, entre los 3 y los 4 años. A los 5 años, los niños ya deberían poder ir solos al baño con total autonomía.

¿Cómo saber si nuestro pequeño está listo para lanzarse a la aventura de dejar los pañales?

Deberás estar atenta a las siguientes señales que suelen ocurrir entre los 18 y 24 meses:

  • Su pañal permanece seco durante varias horas
  • Manifiesta signos visibles de que quiere hacer caca o pis, puede verbalizarlo
  • Pide el cambio de pañal
  • Es capaz de seguir instrucciones sencillas
  • Pide el orinal o da muestras de querer quitarse el pañal cuando éste se moja
  • Sabe identificar cuándo va a hacer pipí o caca y lo dice
  • Muestra interés cuando nos ve ir al servicio y nos imita

¿Qué debes tener presente?

A pesar de que hay ciertos hitos de desarrollo esperados para cada etapa del crecimiento de tu bebé, lo cierto es que cada niño es un mundo y dejar el pañal no es una cuestión de edad. No le presiones.

No es aconsejable caer en las comparaciones con el primito o la hija de la vecina. Dejar el pañal no debe ser una competencia, sino un proceso natural.

Mientras controla sus esfínteres, el niño puede tener retrocesos y esto es normal. Éste aprendizaje implica práctica, repetición, error; hasta que domine esta habilidad.

Premiar y castigar tampoco deben ser opciones mientras el niño está haciendo la transición. Lo mejor es propiciar un ambiente cómodo y natural para que dejar el pañal sea un proceso relajado. A continuación, te daremos varios trucos para ayudarte con el proceso.

Trucos que te ayudarán a ti y a tú bebé a decir adiós a los pañales

  • Prepara el ambiente con todo lo que el niño vaya a necesitar para estar cómodo: orinal o adaptador de asiento para el váter, espejo (para que pueda verse y saber qué está haciendo), papel higiénico, toallitas húmedas, pañales de entrenamiento, lavabo a su altura, libros de cuentos
  • Déjale que te acompañe al servicio para que aprenda cómo se hace y acompáñale tú, sin presiones, mientras él intenta aprender a usar el orinal
  • Durante el día, cambia sus pañales por unos menos absorbentes para que la incomodidad de sentir su piel húmeda, estimule su interés por dejar de usar pañales
  • Ponle ropa fácil de quitar y poner
  • Crea una rutina. Ofrécele el orinal al levantarse, después de comer o antes de ir a dormir
  • Resulta muy útil observar el horario en el que realizas el cambio de pañales para aprender cuándo es el mejor momento para ofrecerle ir al baño o utilizar el orinal
  • Háblale del váter y explica para qué sirve
  • Deja a su alcance los pañales
  • Háblale durante el proceso de cambiar el pañal para que comprenda qué es lo que haces y por qué lo haces
  • Juega a mostrarle los diferentes pasos que seguimos cuando utilizamos el baño
  • Cuando le acompañes a utilizar el orinal, puedes leerle cuentos para hacer más relajada la espera
  • Aunque las recompensas están desaconsejadas, si puedes felicitar a tu hijo cada vez que logre utilizar con éxito el orinal para reforzar su aprendizaje y autoestima
  • Algunos orinales musicales resultan muy útiles para el entrenamiento de dejar el pañal

Para dejar los pañales se requiere preparación y habilidades físicas como saber bajar y subir los pantalones y controlar los deseos de hacer pis o caca.

No es recomendable forzar a tu bebé a dejar los pañales antes de tiempo. Respetar el ritmo de desarrollo de tu hijo es esencial y demanda de los padres una actitud positiva y comprensiva para facilitar el proceso.

 

About the Author

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies