¿Cómo debe ser una silla para correr con tu bebé?

¿Te resultó útil?
(Total: 1 Promedio: 5)

Si adoras la actividad física y disfrutas de correr, tener un bebé no debe ser razón para privarte de este hábito tan saludable.

Cada vez es mayor el número de padres que entrenan con sus peques. Para ello, utilizan sillas de paseo que empujan mientras corren, con el doble beneficio de ejercitar y pasar tiempo con su bebé.

Si te has fijado con atención, estas sillas de paseo son especiales para running. No es recomendable usar una silla clásica para salir a correr con el bebé porque no dispone de los mecanismos de amortiguación y sujeción necesarios para que la experiencia sea segura.

Si quieres saber qué características que debe la silla de paseo ideal para running, sigue leyendo.

El tamaño

Hay quienes piensan que no cuenta, pero estas sillas suelen ser un poco más grandes que las “normales”.

Por ejemplo, la altura es mayor para que pueda sostenerse el manillar a la altura indicada, lo que previene las lesiones para el corredor. También suelen ser un poco más anchas porque, una mayor separación entre las ruedas, ofrece más estabilidad durante los desplazamientos.

Antes de comprar la silla para correr, asegúrate de que es compatible con las dimensiones de pasillos y escaleras de acceso a tu vivienda y de que cuentas con el espacio necesario para almacenarla con comodidad. Si tienes coche, es importante que compruebes si te cabe en el maletero.

Las ruedas

Las sillas para correr tienen tres ruedas (por eso, se las conoce también como sillas de 3 ruedas), dos traseras y una delantera, para mayor maniobrabilidad. Además, lo normal es que la delantera sea fija o se pueda bloquear con el fin de proporcionar más estabilidad en los desplazamientos.

En algunos modelos, las ruedas son neumáticas; en otros, no, pero sí son muy resistentes y un poco más anchas que las ruedas de las sillas “normales”.

En ambos casos e independientemente del material del que estén elaboradas, las ruedas de estas sillas son mucho más grandes y sólidas para resistir las diferentes superficies.

Sistema de frenado y amortiguación

A fin de que el bebé vaya muy cómodo, estas sillas de 3 ruedas cuentan con un sólido sistema de amortiguación. De esta forma, los baches e irregularidades del camino no alterarán la carrera.

Además, el sistema de frenado del chasis, se complementa normalmente con una especie de freno (parecido al de las bicicletas) que hay en el manillar del carrito.

El manillar

A diferencia de los clásicos manillares, en las sillas para correr, el manillar debe poder sujetarse con una sola mano, aunque hay quienes están más cómodos sosteniendo el manillar con ambas manos. En cualquier caso, lo ideal es que la altura del manillar se pueda regular para adaptarse a la estatura del corredor. La medida ideal es al nivel de los codos para evitar que se produzca una lesión por empujar la silla en una posición inadecuada.

Capota

Aunque la mayoría de las sillas cuentan con capota, aquí cobra aún mayor importancia y la forma y diseño envolvente suele ser aún más eficiente para mantener al bebé protegido de los rayos del sol.

Sistema de sujeción

Suele ser más completo que el de las sillas de paseo tradicionales ya que, normalmente, incluyen 5 puntos de sujeción ajustables. El objetivo es que el bebé se mantenga en la postura adecuada y evitar que pueda salirse de manera accidental mientras corres.

Accesorios

Al igual que la mayoría de las sillas, las de running también cuentan con compartimientos de almacenamiento para que puedas llevar una mochila con lo necesario para ti y tu bebé.

Para los bebés más pequeños (6 meses), podrías necesitar un reductor, un accesorio acolchado que se coloca en el cochecito para ajustar el espacio al tamaño del bebé y, así, mantenerlo sentado de manera correcta y bien sujeto.

Para los meses más fríos y lluviosos del año, necesitarás una burbuja o capota impermeable que te permita mantener tu rutina de entrenamiento, mientras preservas seco y cómodo a tu bebé.

¿Y si tienes gemelos?

Gemelos o  tal vez dos niños muy seguidos. Por suerte, hay sillas para correr gemelares para que nadie se quede en casa. Por supuesto, estos cochecitos son aún más voluminosos y robustos, pero salir a correr en familia es lo mejor y merece la pena.

Uno de los mejores legados que puedes dejar a tus hijos es inculcarles el amor por la actividad física y un estilo de vida saludable. Se traducirá en una larga vida, en las mejores condiciones posibles.

El running es una modalidad deportiva cada vez más popular. No debes privarte de disfrutarla sólo por no contar, ahora mismo, con la silla adecuada. Existe gran variedad de modelos, sólo se trata de encontrar el que mejor se ajuste a tu estilo de vida y presupuesto.

About the Author

Hola soy Elena. Soy una madre moderna con pasión por ayudar a los padres a dar el máximo por sus hijos, con una nutrida experiencia en el mundo de los productos para bebés. He gestionado anteriormente una tienda online de productos para bebés y, por tanto, he guiado a innumerables padres en la toma de decisiones informadas para sus pequeños. Mi experiencia práctica no sólo ha sido en el ecommerce para niños y papás sino que también pasé varios años como cuidadora de niños en UK. Esta combinación única de experiencia profesional y personal hace que me haya hecho una persona de confianza en el ámbito del cuidado infantil. Desde hace más de 5 años me dedico al testeo y comparativa de productos de todo tipo en puericultura. Siempre estoy dispuesta a compartir mis conocimientos y experiencia con otros padres. Pincha si quieres saber más sobre mí

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies