¿Cómo elegir bien la mochila infantil para tu hijo en función de su edad?

¿Te resultó útil?
(Total: 1 Promedio: 5)

En nuestro deseo de complacer a nuestros hijos, solemos hacer la elección de la mochila infantil en función de su personaje favorito o de algún estampado o color que es tendencia, olvidando que una mala elección (no del diseño, precisamente) podría perjudicar a su salud.

Los expertos no terminan de ponerse de acuerdo en torno al peso máximo que podría llevar un niño en la mochila escolar. Unos afirman que no debería exceder el 10% de su peso corporal, para otros podría cargar hasta un 15%. Lo cierto es que utilizar una mochila inadecuada podría acarrear graves consecuencias como deformaciones de la columna, problemas posturales y otras alteraciones.

El criterio más importante

Con esto en mente, probablemente te hayas hecho la pregunta inicial: ¿cómo elegir bien la mochila para mi hijo en función de su edad?

Sin embargo, ni la edad ni su uso son los principales factores a tener en cuenta a la hora de comprar una mochila infantil. Es más bien el peso de tu hijo y el contenido de su mochila.

De acuerdo a los datos del Instituto de Investigación sobre Crecimiento y Desarrollo  Fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre y el Estudio de Crecimiento de Bilbao, un niño de 4 años pesa de media 17 kilos, así el peso de su mochila podría oscilar entre los 1,7 y los 2,55 kilos. En cambio, para un niño de 7 años que pese unos 25 kilos, la mochila podría pesar entre 2,5 y 3,75 kilos.

Otro elemento a tener en cuenta es el peso de la mochila en sí. El contenido de ésta sumado a su peso no debería exceder lo estimado.

Diferentes tipos de mochila

Afortunadamente, los niños más pequeños necesitan llevar pocas cosas a la guardería, algún cambio de ropa y varios pañales desechables. Por su parte, los que están en edad escolar, pueden optar por mochilas con ruedas. Estas pueden ser arrastradas o empujadas, por lo que disminuye el riesgo de lesiones en la columna.

Las mochilas o bolsas de mayor tamaño para actividades de fin de semana o equipaje, además de contar con tiras más anchas y acolchadas, deben tener una banda a la altura de la zona abdominal para equilibrar mejor el peso mientras se carga la mochila.  Como ves, cada usuario requiere un tipo específico de mochila.

Una mochila para cada uso

Además del peso, que aplica especialmente para las mochilas infantiles, es importante tener en cuenta la utilización de la mochila. No es lo mismo la bolsa que necesita para realizar alguna actividad extraescolar como una clase de dibujo o algún deporte que la que necesita si va a pasar un fin de semana fuera.

La finalidad de la mochila determinará el tiempo de su utilización, el peso del contenido y los mecanismos de sujeción al cuerpo del niño.

Sin sorpresas

La mochila de tu hijo no debería ser un regalo sorpresa. Es muy recomendable llevarlo de compras para elegir la adecuada, no sólo por el tema del peso, sino también para asegurarte de que sabe cómo usarla y que las tiras de ajuste resultan cómodas.

Además, debes verificar que la mochila tenga el tamaño adecuado. Debe quedar, como mínimo, a 5 centímetros por encima de la cintura del niño. Pruébale la mochila y comprueba que al ajustar las tiras, la mochila no resulta más grande que la espalda de tu hijo.

Materiales

Aunque muchos niños prefieren las mochilas con ruedas, éstas pueden resultar demasiado pesadas.

Por otro lado, es preferible elegirlas de tela impermeable para evitar que el contenido se moje accidentalmente o en caso de que llueva. Además, cuanto más ligera sea, mejor.

Opta por las mochilas cuya espalda esté acolchada ya que, además de proteger la espalda de tu hijo, hará más confortable el llevarla a la espalda.

¿Es importante la edad a la hora de elegir la mochila?

Sí porque ésta se relaciona con el peso del niño, el uso que se le dará a la mochila y la cantidad y el tipo de contenido que el niño deberá llevar.

Un niño pequeño que va a la guardería, probablemente, no llevará él la mochila, sin embargo un niño en edad escolar podría hacer un largo recorrido andando con la mochila a la espalda.

Comprar la mochila de tu hijo debe ser una actividad compartida entre los dos. Es la mejor manera de elegir la que mejor se adapte a sus necesidades. Más allá de una cuestión estética, es un asunto de salud y bienestar.

About the Author

Hola soy Elena. Soy una madre moderna con pasión por ayudar a los padres a dar el máximo por sus hijos, con una nutrida experiencia en el mundo de los productos para bebés. He gestionado anteriormente una tienda online de productos para bebés y, por tanto, he guiado a innumerables padres en la toma de decisiones informadas para sus pequeños. Mi experiencia práctica no sólo ha sido en el ecommerce para niños y papás sino que también pasé varios años como cuidadora de niños en UK. Esta combinación única de experiencia profesional y personal hace que me haya hecho una persona de confianza en el ámbito del cuidado infantil. Desde hace más de 5 años me dedico al testeo y comparativa de productos de todo tipo en puericultura. Siempre estoy dispuesta a compartir mis conocimientos y experiencia con otros padres. Pincha si quieres saber más sobre mí

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies