Category Archives for "Cocinitas de juguete"

¿Tienes un niño entre 5 y 8 años? 7 ideas para jugar con él

Para los niños, sin distinción de edad, el juego resulta fundamental para el desarrollo tanto de sus habilidades personales como las de relacionarse con quienes les rodean.

  • Su visión del mundo
  • El lenguaje
  • La capacidad de autocontrol de su conducta
  • El desarrollo de la creatividad y la imaginación
  • La memoria
  • Los procesos de la atención

Forman parte de las etapas propias del desarrollo del niño que se ven potenciados por el juego de acuerdo al Psicólogo de desarrollo infantil, Lev S. Vygotski.

A partir de los cinco años se inicia, para algunos psicólogos y especialistas, la niñez intermedia caracterizada por muchos cambios:

  • Los niños son más autónomos para vestirse y valerse por sí mismos
  • Han desarrollado habilidades motoras y tienen mayor control sobre sus cuerpos y sus movimientos
  • Valoran la independencia de sus padres
  • Se inicia la etapa escolar y su mundo se amplía hacia nuevos espacios
  • Comienzan a tener amigos y desarrolla aún más sus habilidades sociales

Si te preocupa poder ofrecerle experiencias lúdicas acordes a esta nueva etapa de cambios, a continuación encontrarás una guía con los diferentes juegos que puedes compartir con tu hijo de 5 a 8 años.

Dibujo ciego

Necesitarás lápices, hojas de papel y pañuelos para vendar los ojos.

Los niños deben estar sentados, se les vendarán los ojos y se pedirá a cada uno en voz baja que haga un dibujo en particular. Al terminar, deben adivinar qué dibujó cada uno

Jugar a la cocinita

Forma parte de los juegos de Imitación en los que el niño se divierte imitando lo más exactamente posible las actividades de los adultos que le rodean. Son juegos de inspiración para el futuro.

Contar con el “equipamiento”, en este caso la cocinita de madera, le facilita el identificarse con la actividad a realizar y “entrar” en el papel. Le añade realismo y diversión al juego porque se convierte en un medio de figuración.

Tu hijo puede jugar a la cocinita con su grupo de amigos aunque también se presta  para el juego en solitario y con la compañía de los padres.

Toca el globo y corre

Ideal para un grupo de niños.

Necesitarás un globo. Sienta a los niños en círculo y asigna a cada uno un número. Por sorteo, coloca un niño en el centro del círculo.

Para comenzar el juego, el niño del medio debe lanzar el globo hacia arriba y decir un número. El niño al que corresponde ese número debe levantarse a golpear el globo y decir otro número. Su lugar será ocupado por el niño que inicialmente estaba en el medio del círculo.

Si alguno de los niños se equivoca, se le anota un punto. Al final, gana el niño que no se equivoque o el que tenga menos puntos.

Origami

Si tienes habilidades manuales, puedes proponer a los niños hacer figuras de papel inspirados en el delicado arte japonés de construir figuras a partir del plegado de hojas de papel. Si no tienes muchas habilidades, no te preocupes, puedes practicar antes con algún tutorial de Youtube.

Gymkana casera

Una gymkana es una especie de pista de obstáculos que podemos montar con los muebles de la casa y con cinta adhesiva para demarcar las casillas y el recorrido.

Los niños deberán hacer el recorrido con algún artículo que dificulte su movilidad. Puede ser, por ejemplo, una bandeja cargada con objetos que no debe tirar, una cuchara con una pelota o un huevo cocido.

En cada turno, puedes aumentar el grado de dificultad del recorrido añadiendo algún obstáculo o un objeto para llevar en la bandeja. Por ejemplo, puedes pedirle que sostenga la bandeja con una sola mano o que haga el recorrido con los ojos vendados siguiendo las instrucciones de sus compañeros de juego.

Con este juego, además de divertirse, los niños ponen en práctica su capacidad para mantener la atención, concentración, coordinación, equilibrio y seguir instrucciones.

Jugar al escondite

Es un juego tradicional que suele gustar a todos los niños. Se elige quien buscará y una base, que puede ser un mueble, una puerta o una pared.  Mientras el “buscador” cuenta hasta 10, todos los demás corren a esconderse.

Al terminar de contar, el buscador debe ir en búsqueda de los escondidos. Llevará a la base a aquellos que encuentre.

Si mientras el buscador busca a alguno de los niños, otro de ellos puede escabullirse hasta la base sin ser visto. Estará “Asalvo”.

Juegos de mesa

Otra interesante opción para ejercitar el arte de saber perder, seguir las reglas de juego y esperar turnos. La gama es muy variada:

  • Ludo
  • Dominó
  • Juegos de memoria
  • Scrabble
  • Monopoly
  • Ajedrez
  • Damas
  • Juegos de cartas (UNO)

Entre los 5 y los 8 años se desarrolla una etapa fundamental para la construcción de la autoconfianza del niño y el juego puede fomentar la comunicación y el aprendizaje de cómo establecer relaciones apropiadas. El ejemplo de los padres es fundamental, ellos son el modelo a seguir.

La participación de los padres en los juegos de sus hijos les permite conocerles mejor, así como la manera en la que perciben y se relacionan con su entorno y quienes le rodean.

Incorporar a los amiguitos de tus hijos, te permitirá conocer mejor las preferencias de tu hijo respecto a la personalidad de los niños a los que elige para compartir.

Participar con ellos te “integrará” en su círculo de confianza y les brindará a todos la oportunidad de atesorar ratos memorables de diversión sin salir de casa y sin gastar mucho ¿Te animas?

¿Tienes un niño entre 2 y 5 años? 10 ideas para jugar con él

El juego es básico para el correcto desarrollo del niño, cumple un rol fundamental en el progreso y mejora de sus capacidades para aprender y para la comprensión del entorno que les rodea.

Algunas de las aptitudes que pueden y deben ser fortalecidas a través del juego son:

  • Coordinación psicomotora
  • Desarrollo sensorial
  • Aprendizaje emocional
  • Desarrollo de la creatividad
  • Formación de hábitos de cooperación y sentido del compañerismo
  • Establecimiento de límites

Desde los dos años se inicia para el niño una nueva etapa en la que es capaz de construir nuevos y más elaborados aprendizajes en base a sus experiencias anteriores.

Ha alcanzado mayor movilidad y autonomía y su vocabulario es más amplio. Anhela experiencias de juego y no sólo con otros compañeros de su edad. El juego compartido con los padres tiene extraordinarios beneficios y se refuerza el vínculo emocional y la cercanía.

Por eso, a continuación, te mostramos los mejores juegos y actividades para compartir con tu hijo de 2 a 5 años.

Actividades para hacer con tu hijo de 2 a 5 años

Actividades al aire libre

Hay muchos juegos que pueden ser compartidos en el patio, el jardín o un parque. Desde jugar con una pelota, pasear al perro, regar las flores; hasta actividades más elaboradas como un Twister en la hierba, pintar con pigmentos naturales, recoger piedrecillas, observar insectos, jugar al mini golf o a mini bolos.

Enséñale a jugar con otros niños, a compartir, esperar su turno y manejar las emociones de ganar y perder. Todo esto favorecerá la manera en la que se relaciona con sus pares.

Si vives en un piso o por el clima prefieres permanecer en casa, hay divertidos juegos para compartir con tu hijo sin necesidad de salir. A continuación, te mostramos algunas de ellas.

Hacer collares

Ensartar macarrones y cuentas grandes en un cordel es una manera sencilla y económica de compartir con tu hijo en casa y favorecer su coordinación y motricidad fina. Debes mantenerte atento porque los niños pequeños tienden a llevarse muchos objetos a la boca.

Imitar movimientos

Caminar en fila, a cuatro patas, en puntillas o saltar por la casa les permitirá ejercitarse, aprender a seguir instrucciones y a mejorar la coordinación motora y el equilibrio.

Jugar con la cocinita

Es uno de los mejores juegos de rol y que tus hijos disfrutarán porque suelen mirarlo como terreno de adultos y cuando tí interactúas en “su cocinita” es como que les cedieses el control y están al mismo nivel. Se sienten comprendidos y escuchados.

Permíteles prepararte sus mejores recetas y “saborea” hasta el último bocado. Si la cocinita además está ubicada cerca de la cocina podrás compartir tiempo de calidad con tu niño mientras preparas la comida de verdad y tu pequeño se sentirá acompañado, aunque no siempre estés jugando con él.

Una cocinita es de esos juguetes que gustan por igual a los más chicos y a los más grandecitos, en el que pueden compartir a gusto niños y niñas. Tu hijo lo disfrutará tanto en sus juegos a solas como cuando le acompañes.

Leer cuentos

Es una actividad amena y no sólo para antes de dormir. Leer a tus niños no sólo les inspirará a amar la lectura, también ampliará su vocabulario y mejorará su capacidad de comprender el mundo. Despertará su creatividad y curiosidad.

Permítele escoger lo que desea que le leas, pero intenta introducir nuevos cuentos con regularidad para ampliar su repertorio de historias.

Dormir en una tienda o fuerte

Hay pocos niños que no deliren por dormir en una tienda improvisada construida dentro de casa con sus padres. Es una actividad excelente para el fin de semana cuando tienes más tiempo y puedes relajar un poco la rutina.

Si tienes patio y deseas llevar esto a otro nivel, puedes acampar afuera, sin necesidad de salir al campo.

Hacer rompecabezas

Ya sean comprados y con la indicación de la edad ideal de acuerdo al tamaño y número de piezas o hechos por ti mismo. Hacer rompecabezas es una actividad divertida y didáctica que le enseñará no sólo concentración, sino también orientación al logro.

Juegos de memoria

Pueden ser comprados o hechos en casa. Estos juegos consisten en emparejar figuras iguales volteadas por turnos. La idea es que puedan recordar en donde está cada figura y gana quien complete el mayor número de parejas.

Juegos de rol

Estos juegos implican el sumergirse en un personaje o carácter y son una actividad esencial para los niños en edad preescolar.

Contribuyen al desarrollo de la personalidad, la imaginación y la empatía. Imaginar cómo se siente el otro, cómo actuar si fueras un doctor, una mamá o una maestra y resolver situaciones como lo haría un adulto desde la perspectiva infantil.

¿Videojuegos?

Sí, pero tomando ciertas medidas:

  • No deben ser el único juguete del niño
  • Es preferible que lo utilicen durante las horas del día, pues la luz azul que emiten las pantallas de estos dispositivos pueden alterar el ciclo de sueño del niño. Nunca antes de dormir.
  • Limitar el tiempo de juego a dos horas diarias como máximo. Niños de dos años hasta media hora y extender el tiempo según el niño se vaya haciendo mayor.
  • La supervisión de los padres, además de fomentar el cuidado de los dispositivos, puede resultar útil para el aprendizaje de la capacidad de espera y toma de turnos.

Lo esencial es compartir tiempo de calidad con tu hijo. Puede resultar complicado improvisarlo, por lo que lo mejor es que te planifiques y apartes un tiempo para divertirse juntos.

Si cada día puedes dedicarle al menos treinta minutos a escuchar lo que tenga para decir, te lo agradecerá. Además, te permitirá desconectarte de las preocupaciones del día.

Estas actividades son sencillas y puedes compartirlas con niños pequeños. La complejidad de ciertos juegos variará con la edad del niño. Los retos del juego deben resultarle atractivos, ni demasiado fáciles ni inalcanzables.

Algunos juegos implicarán realizar manualidades con materiales disponibles en casa, otros puedes comprarlo en las tiendas. Estimular su desarrollo y disfrutar juntos,

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies